Archivo de la categoría: Finanzas caseras

La educación para la vida

Es el título del segundo capítulo de La Mente Absorbente de María Montessori. Aparte de algunas geniales comparaciones y metáforas como suele regalarnos, menciona a Gandhi y su idea de convertir la “defensa de la vida” en el centro de la educación. También cita  a Claparede, el neurólogo y pedagogo suizo defensor de la educación activa y funcional. Habla de la educación obligatoria y del papel que debe desempeñar el Estado en la misma. Y hace un paralelismo entre la figura marxista del obrero y el niño constructor del hombre, muy gracioso ya que atribuye a los padres el papel de proveedor de los medios de producción; y en este contexto argumentativo termina predicando la revolución educativa, que será la última que atravesará la Humanidad.

En el primer capítulo del libro, llamado “El niño en la reconstrucción del mundo“, la Dra. Montessori nos demuestra, a modo de introducción, la importancia de la educación en los primeros años de vida, como forma de evitar los males y guerras que sacudían a la convulsa Europa de principios del XIX. Habla del maestro vigilante que la naturaleza pone en el interior del niño y lo preserva de la inteligencia humana para que ésta no pueda contaminar su personalidad mientras se forma de acuerdo a un programa preciso. Y también habla del Hombre Nuevo, como desarrollo del espíritu humano.

Dña. Maria Montessori
Dña. Maria Montessori

Pero entra más en materia en este segundo capítulo, del que destaco dos párrafos en especial, aunque de todos se puede sacar un mayor jugo.

– Actualmente,  la  educación,  tal como se  concibe,  prescinde  de  la  vida  biológica  y  so­cial a la vez. Todos  los  que  entran  en  el  mundo  de  la  edu­cación quedan aislados  de  la  sociedad.  Los  estudiantes  de­ben seguir las normas preestablecidas del  instituto  del  que
son alumnos  y deben  adaptarse  a  los  programas  recomen­dados  por  el  ministerio  de  educación  nacional.  Incluso  en  el  pasado  más  próximo,  las  condi­ciones  sociales  y físicas  de  los  estudiantes  no  se  tenían  en cuenta como  hecho  que  pudiera  interesar  lo  más  mínimo a  la  escuela  en  sí.  Así,  si el  estudiante  se  hallaba desnutrido, si  tenía  defectos  de  la vista  o  el  oído  que  disminuían  sus posibilidades de  aprendizaje,  todo  ello  era  clasificado  sin más
con  calificaciones  inferiores.  Más  adelante  se  conside­raron los defectos  físicos.  pero  sólo  desde  el  punto  de  vista
de  la higiene corporal,  mientras  que,  aún  hoy,  nadie  consi­dera  que  la  mente  del  estudiante  puede  hallarse  amenazada
y sufrir daños  a  causa  de  métodos  educativos  defectuosos e inadecuados.

En este caso no se pronuncia sobre si es la biología y la sociedad la que debe acercarse a la educación o al contrario. Supongo que los que deciden educar en casa, lo entienden de esta última forma. Pero, ¿por qué no se puede desarrollar un ambiente basado en la biología y cercano al de la sociedad dentro del colegio? ¿Hay que hacer homeschooling en el aula (con los maestros actuando como padres), o es posible otro modelo?

Supuestamente la diversidad es la que hoy intenta corregir estas desigualdades sociales o físicas de las que habla Montessori, ya sean necesidades especiales de tipo mental, discapacidades físicas, e incluso últimamente vemos iniciativas para desventajas de tipo social, aunque se financien de forma alternativa (como las becas comedor). Pero en realidad, la diversidad así planteada lo que hace es intentar eliminar la diferencia, para hacer llegar a todos al mismo “programa recomendado”. No promueve un programa específico para cada individuo, no le permite expresar la diferencia de forma desinhibida, no indaga en los aspectos positivos de la diversidad. Es decir, no es la diversidad enriquecedora de la vida real, sino la diversidad de la desviación con respecto a la norma ideal educativa.

– Por ello se fragmenta el cuidado de la personalidad humana: por un lado, la familia, que no forma parte de la escuela, sino de la sociedad, pero que vive aislada y descuidad o ignorada; por otro lado, la escuela, que también se halla apartada de la sociedad, y luego la universidad. No existe una concepción única, un esfuerzo social por la vida, sino fragmentos que se ignoran mutuamente.

La construcción social del conocimiento, por las interacciones entre los propios alumnos y con el medio, guiados por el maestro, debería poder imbricarse ensamblarse de alguna manera con la biología, permitiendo participar del programa de desarrollo individual.

Por ejemplo, en el modelo antiguo que describe Montessori, un alumno sordo (de nacimiento) habría suspendido en una asignatura de música, puesto que, efectivamente, no podría apreciarla ni estudiarla. Si le estuvieran preparando para la vida, no importaría que no lograra el mismo nivel de comprensión musical que sus compañeros, sino que su educación se basaría en aprender la lengua de signos, en las normas especiales de educación vial para sordos, en leer los labios y hacerse comprender por sus compañeros. Quizá en dejarle desarrollar alguna sensibilidad especial por otros sentidos como el gusto (cocina), el tacto (escultura) o la vista (pintura). ¿Qué clase de colectivismo insensato le hace cursar música y le suspende?

En asignaturas del catapúm se propusieron varias asignaturas que son las que deben preparar para la vida, impartidas a ser posible de forma flexible en el horario y en el calendario.

Montessori en Secundaria y los Beckham

Las actividades de la pedagogía Montessori son bien conocidas en los más pequeños, especialmente en la etapa 0-3 y en la 3-6. Para Primaria ya la información empieza a flaquear, supongo que porque en nuestro sistema “educativo” la escolarización es obligatoria a los 6 años y es difícil encontrar instituciones que apliquen currículos distintos al oficial a partir de esa etapa.

Después de los ambientes preparados, la mente absorbente y del “ayúdame a hacerlo yo solo” de los pequeños, en Primaria pasamos al “ayúdame a pensar por mí mismo“, con una imaginación desbordante, y una necesidad insaciable de nuevos conocimientos, y de comprensión de los valores y la moralidad. Es el “embrión social“.

Montessori School
Montessori School

¿Y qué pasa en la Secundaria? Ese extraño ser de 12 a 16 años, ¿qué necesidades tiene? Un adolescente “ideal” dispone de una gran cantidad de energía, es pensativo y crítico, tiene interés en la justicia y la moralidad y es consciente desde el punto de vista social. Es un humanista intenso.

Necesita, para quemar esa energía, un trabajo coherente y retador, una conexión íntima con la tierra, oportunidades para expresar su personalidad y conectar con la comunidad. Experimentar el liderazgo, el servicio y la paz. Practicar la independencia económica y la sensación de poder cambiar las cosas que no le gustan. Podría resumirse como “ayúdame a afrontarlo yo solo“.

Según los indicios científicos, la última región en madurar del cerebro en esta etapa es la corteza prefrontal (que controla las funciones ejecutivas y elevadas de razonamiento) y el sistema límbico (que regula las emociones). Peter Lorain publicó en la revista de la National Education Association norteamericana, Brain Development in Young Adolescents. Según él, se puede mejorar el aprendizaje del cerebro adolescente con estas recomendaciones:

– Presentar cantidades limitadas de nueva información para ajustar la memoria a corto plazo. El primer periodo de lecciones de Montessori es de 20 minutos, en pequeño grupo y diseñadas para ese grupo en particular.

– Dar oportunidad para relacionar los nuevos conocimientos adquiridos con información previa, para procesarla y reforzarla. El segundo período de una lección de tres períodos Montessori anima a los estudiantes a explorar, hablar y profundizar en su aprendizaje mediante el trabajo concreto.

– Proporcionar lecciones variadas, con mucha participación y actividades prácticas.  (Crear proyectos, usar el arte, la música y los recursos audiovisuales, traer invitados al aula,e tc.). Para Montessori las unidades temáticas deben estar integradas.

– Diseñar actividades que requieran de la solución de problemas y del pensamiento crítico. La Dra. Montessori llamaba a esto “trabajo práctico“.

Activity-based learning in India
Activity-based learning in India

El aula de Secundaria debe ser una zona activa, práctica, estimulante, en la que las personas hablan y comparten y está previsto un nivel de movimiento y flexibilidad. Se emplean métodos muy variados para introducir, modelar y reforzar el aprendizaje. Organizadores gráficos, y tablas de gestión de proyectos para ver la evolución de un problema, con colorines, fichas individuales con distribución de tareas y seguimientos,etc. Una de las mejores actividades es la realización de un libro de texto hecho por el propio alumno, con sus investigaciones sobre cada tema, tipo cuaderno de campo, que pueda compartir con el resto.

Cuaderno de campo
Libro de texto cuaderno de campo

 

Aunque no se reconoce habitualmente, el método pedagógico del Aprendizaje por Proyectos está basado descaradamente en las actividades integradoras de la Dra. Montessori. Por ejemplo, propuso como actividad integradora que los adolescentes trabajaran en una especie de hostal, para adquirir todas las habilidades necesarias para desenvolverse en la vida. Todo lo contrario al sistema actual y per secula seculorum de asignaturas.

En el colegio Knysna Montessori de Sudáfrica, en Secundaria, crean pequeños negocios (jardinería, criadero de pollos, lavadero de coches, la revista del colegio, limpieza y mantenimiento…) y abren procesos de selección para los mismos, dentro de la escuela. Además del trabajo que implica cada negocio, deben llevar la contabilidad, hacer publicidad y marketing, vender y comprar, manejar los recursos humanos, etc. No sé por qué se extraña tanto la gente de que los Beckham hayan puesto a su retoño a trabajar en un bar, estoy segura de que es parte de su formación Montessori. Es el comienzo de la frase que resume el siguiente periodo de educación a partir de los 16 años: “ayúdame a mantenerme yo solo“.

5 formas de gastar menos… y seguir comprando lo que quieres

Estas son cinco sugerencias para adolescentes, para que aprendan a estirar el dinero que tienen, para que tengan suficiente cuando lo necesiten, para que sepan cuánto tienen y lo que realmente necesitan/desean comprar, y en definitiva para que consigan sus objetivos recortando en sus gastos. La forma de “venderles” estas ideas es haciendo hincapié en que deben practicar una administración inteligente del dinero porque no solo son inteligentes, sino que también merecen parecerlo, y que serán mucho más felices siendo responsables y creativos con el dinero.

Ratas de Skinner
Ratas de Skinner

1. Practica el auto-control. Lo sabes, los anuncios te incitan, tus amigos te empujan y en general el ambiente te educa para comprar cosas; las rebajas y las ofertas son una gran tentación. Así que lo mejor es que cuando vayas de compras:

– Te hagas una lista de la compra con lo que realmente necesitas (y luego no te salgas de ella!). ¿Sabes lo que es la venta cruzada, esa estrategia de marketing que aprovecha que estás comprando fresas, y te coloca al lado la nata montada, que te llevas sin mirar siquiera el precio o la marca?

– Antes de ir a comprar, fíjate un límite de gasto (5 o 10 euros por ejemplo) para “compras impulsivas“, es decir, cosas que no tenías previsto comprar pero que te han llamado la atención (ah, esa nata montada). Si encuentras algo que pasa de este límite, espera un par de horas o unos días y vuelve después.

– Lleva un máximo de dinero contigo. Cuanto menos lleves, menos gastas y si pierdes la cartera, pues menos pierdes.

2. Investiga antes de comprar. Sobre todo si es algo caro. En la era de las redes sociales puedes enterarte rápido de la opinión que tiene la gente sobre el producto que quieres comprar, y comparar los precios de este producto en distintas tiendas. Lee opiniones en foros y en revistas especializadas por Internet. Pregunta a expertos que conozcas sobre el tema (por ejemplo, si tienes un tío que sabe mucho de música, o de consolas). Considera la posibilidad de encontrar otro producto similar, pero más barato. Busca compras colectivas del producto, en páginas como Iqqual, o en la web de OCU en la que han organizado una compra colectiva de telefonía móvil. Todo esto se conoce como “Compra comparativa” y puede ahorrar muchísimo dinero y conseguir cosas de mayor calidad. Y si tienes claro lo que quieres comprar, puedes buscar cupones o descuentos.

Cupón de CocaCola del siglo XIX
Cupón de CocaCola del siglo XIX

3. Lleva una contabilidad de gastos. Esto parece poco divertido en un principio, pero te va a ayudar a controlar mucho los gastos, a planificarte y a no salirte de tu presupuesto. Puedes usar una libretita o mejor, el móvil, donde vas apuntando todos los gastos que vas haciendo. Al final de la semana puedes comprobar en qué se te va el dinero, quizá descubrirás que compras más refrescos de los que te imaginabas, y que con el dinero que gastas en eso te podrías comprar un móvil nuevo en tres meses.

4. Piensa en comprar cosas de segunda mano, y en alquilar en vez de comprar cosas nuevas. Reutilizar los recursos es genial: por ejemplo, sacar libros y multimedia de la biblioteca en lugar de comprarlos. Hay tiendas de segunda mano para adquirir todo tipo de cosas, y multitud de foros donde otras personas ofrecen las cosas que ya no quieren, y que en muchos casos están prácticamente nuevas (debido a las distintas estrategias de marketing que no han sabido evitar). Incluso puedes “trocar” tus cosas, por ejemplo videojuegos, con amigos, en clubs del colegio o en sitios especializados.

Pre-Loved Boutique
Pre-Loved Boutique

5. Cuida las cosas. Esta es muy obvia. Reemplazar las cosas sale caro; si se te rompen, se te pierden, o no las mantienes adecuadamente, tendrás que volverlas a comprar si las necesitas. Y aunque ya no las necesites, no podrás aprovecharlas ni reutilizarlas en buen estado (podrías revenderlas, obteniendo un ingreso, o dárselas a alguien que las necesite, realizando una buena acción).

Juegos de mesa de economía y finanzas (I)

Una de las formas más divertidas y efectivas de adquirir y fijar un conocimiento es a través del juego. Nos permite experimentar roles y tomar decisiones para avanzar, y si está bien diseñado, nos expone a situaciones infinitas que tienen su traducción en la vida real.

En este trabajo, Henry Jenkins y otros hablan sobre el potencial de los juegos en la educación, y empieza recordando el argumento de la novela El juego de Ender de Orson Scott Card, en el que se instruye a los reclutas más brillantes desde que son niños para enviarles a la guerra, siempre a través de juegos, tanto electrónicos como físicos.

El juego de Ender
El Juego de Ender

Además de para matar insectores, para aprender cosas sobre economía y finanzas, o sobre sus bases, puede servir cualquier juego en el que la estrategia y la negociación marquen la diferencia entre ganar o perder. La suerte también debe intervenir, por supuesto, como lo hace en la vida real, pero si el juego está bien balanceado una buena estrategia debe poder sobreponerse a un golpe de suerte (buena o mala). Los juegos de azar nos pueden enseñar también sobre la materia, pero más bien sobre lo que no se debe hacer.

Yo he aprendido bastantes cosas gracias a los juegos de estrategia (en tiempo real y por turnos). Creo que el primero fue el Civilización de Sid Meier. El Age of Empires, su continuación Age of Kings y en especial su expansión Age of Conquerors me absorbieron durante una temporada. Hubo unos cuantos también de administración de recursos y gestión de ejércitos y sociedades, como el Starcraft, el Warcraft, Dune, Command and Conquer, etc. Todos ellos, con otros jugadores online tienen una vertiente de negociación muy potente, con alianzas, traiciones, sinergias, etc.

Civilization 1
Civilization 1

También son bastante aprovechables los simuladores, que te permiten ser el gestor tanto de ciudades, como el original SimCity, como de todo tipo de negocios e instituciones (suelen llevar la palabra Tycoon (magnate) como sufijo), ya sea un parque de atracciones (RollerCoaster Tycoon), un emporio logístico (Transport Tycoon), una granja, un hotel, un zoo, un hospital, un complejo turístico, hasta había uno que gestionabas el cielo y el infierno, y cuyo nombre no recuerdo (quizá fuera God?).

El origen de todos estos juegos electrónicos son los juegos de mesa (o de tablero en su acepción más retro). Los juegos de mesa tienen su encanto, además te permitían jugar con otras personas cuando aún no había internet. Y luego, cuando había internet, si se iba la luz. En el sur de España no somos muy dados a los juegos de tablero (por lo menos, no a los de estrategia), yo creo que por el tema del clima que nos ha hecho ir más a la calle, al contrario que en zonas del Norte de España y sobre todo en Europa, donde tienen mucho arraigo. Pero una vez que se conocen es muy fácil aficionarse a ellos.

Market Madness
Market Madness

Los juegos de mesa tienen unas enormes posibilidades en el aula, porque además de permitir participar a un grupo grande de jugadores (que se pueden organizar en equipos), poseen el aspecto manipulativo que es tan pedagógico y nos permite asociar la experiencia sensorial al aprendizaje. Además, casi seguro que los alumnos van a jugar a los juegos electrónicos por su cuenta.

Por eso propongo los siguientes juegos de mesa para introducir en las clases de educación financiera:

– En la línea de los que veníamos hablando en su versión electrónica, hay muchos buenos juegos de mesa de estrategia, administración de recursos y negociación, como Caylus, Colonos de Catán, Puerto Rico, etc.

Monopoly y Antimonopoly. El Monopoly es el primer juego en el que habrás pensado al leer el título de este post. Es el más clásico, y creo que también el más aburrido. El objetivo es hacerse rico a través de las propiedades inmobiliarias. En respuesta a este juego, un profesor universitario diseñó en los años 70 el Antimonopoly, en el que la ciudad está “monopolizada” al principio del juego, y los jugadores compiten para devolverla a un sistema de mercado libre.

Antimonopoly
Antimonopoly

– En realidad, el contrario del Monopoly no es el Antimonopoly, sino el Bancarrota, en el que gana el jugador que más rápido pierda un millón de euros. Al comenzar tenemos un fajo de billetes y un paquete de acciones, y entre las múltiples formas de gastar el dinero hay que jugar en casinos, derrochar en lujos y apostar en la bolsa y en las carreras.

Acquire, en el que un magnate debe usar los mecanismos de fusión, adquisición, splits, para hacerse con el mayor imperio inmobiliario costero.

Wealth of Nations – bastante abstracto, simula varios aspectos de la economía como la banca y las inversiones que hay que desarrollar para una nación entera.

(continúa…)

Lenguajes de programación y lingüística aplicada

Una relación obvia

Siempre he visto clarísima la relación entre los lenguajes de programación y las lenguas naturales, o, más particularmente, las lenguas humanas creadas artificialmente. No me refiero a las áreas propias de la lingüística computacional, que son todas las que las nuevas tecnologías han abierto a la lingüística aplicada (traducción automática, Interfaces de Lenguaje Natural, simuladores de conversación, correctores ortográficos y de estilo, procesamiento de información, documentación, manejo de datos, aprendizaje de lenguas, etc.). Todas interesantísimas. Pero yo me refiero al análisis de los lenguajes de programación desde la perspectiva lingüística, como herramienta de comunicación y vehículo cultural.

Simulador de conversación
Simulador de conversación

Un filólogo o un lingüista no tiene por qué saber o interesarse por la arquitectura de redes (¡aunque le convendría!), pero sí debería sentir curiosidad o al menos estar predispuesto a entender cómo se comunican los nodos entre sí, qué sintaxis, semántica, “gramática” y “vocabulario” usan las máquinas para poder expresarse entre ellas y con sus programadores.

¿Por qué existe un ámbito dentro de los estudios sobre comunicación dedicado al lenguaje animal, y no uno dedicado al lenguaje computacional? ¿O es que sí existe pero yo no me he enterado?

Syntax error
Syntax Error

Larry Wall

El único lingüista que yo sepa que ha diseñado un lenguaje de programación ha sido Larry Wall, que escribió el Perl. En realidad primero era informático y después lingüista: mientras estudiaba programación en la Universidad de Seattle, se puso a estudiar lingüística junto a su mujer con el objetivo de encontrar una lengua sin escritura en África y confeccionarla ellos (y ya de paso evangelizar a sus hablantes, porque son muy religiosos y querían ser misioneros). ¿Se puede ser más idealista? La página personal de Larry Wall es un canto al idealismo ochentero.

Por problemas de salud tuvieron que abandonar su misión y seguir estudiando informática en Seattle, y cuando Mr. Wall necesitó herramientas que no encontró, decidió crear el lenguaje Perl aplicando los conocimientos lingüísticos de los que disponía.

Larry Wall
Larry Wall

En este vídeo Larry Wall explica que las lenguas naturales son mucho más ambiguas debido a la necesidad evolutiva que tenemos los seres humanos de interpretar los contextos, mientras que en los lenguajes de programación los contextos son mucho más pobres y las máquinas aún no interpretan subjetivamente el código (de momento). Sin embargo, encuentra los paralelismos entre ambos tipos de lenguas: se producen dialectos, hay combinaciones como pidgins, lenguas criollas, lenguas con el mismo nombre pero diferentes variedades, etc. Como conclusión argumenta que la gente debería aprender lenguajes de programación por las mismas razones por las que estudian otras lenguas naturales.

Profundizando un poco más

Los lenguajes de programación son lenguajes formales, que quiere decir que disponen de un sistema predeterminado de símbolos (alfabeto, vocabulario, fonemas, etc.) y de un conjunto de reglas para combinarlos (según los niveles, su fonética, sintaxis, gramática, etc.). La Semántica se ocupa del estudio de las interpretaciones, o correspondencias entre las unidades del sistema y lo que significan. En un lenguaje formal, una interpretación es una asignación de significado a cada símbolo, por lo que los lenguajes de programación comparten con otros lenguajes formales (como la lógica matemática, los autómatas de Turing) la “semántica formal“; pero además, tienen una “semántica operacional“, que describe el proceso que sigue una computadora cuando ejecuta un programa en ese lenguaje específico. Esto sería el equivalente en las lenguas naturales a la estructura profunda de Chomsky (el código máquina, que permitiría traducir el programa a distintos lenguajes consiguiendo un resultado idéntico o similar).

texas ordenador infantil

Como nos explica Mr. Wall en el vídeo, los procesos que hacen evolucionar y adaptarse a los lenguajes naturales, los préstamos de otras lenguas, los pidgins, los neologismos, etc., todos los fenómenos que pueden sufrir las lenguas tienen su reflejo en los lenguajes de programación. A un nivel más profundo, la teoría de los predicados transformadores de Dijkstra, que son los que definen un fragmento de un programa como la función que transforma una post-condición a la pre-condición necesaria para establecerla, resulta muy similar a las tesis chomskyanas del Programa Minimalista. Hay influencia mutua, ¿no?

 

Reforzar la suma introduciendo ecuaciones con Montessori

Ayer fue el último día de clase antes de las vacaciones de Semana Santa y Fiestas de Primavera, y hubo varias actividades extraordinarias en el colegio de mis hijos. Entre ellas, una fantástica procesión infantil (incluyendo personal del ayuntamiento, los de protección civil, turroneros, dos pasos, autoridades y por supuesto nazarenos y manolas), y también la entrega de premios de la Olimpiada Matemática de Primaria.

Varias niñas de la clase de mi hija (segundo de Primaria) obtuvieron medallas. Son las que ya han fijado el rol de “buenas en matemáticas“.  Normalmente la asunción de estos roles viene con el de “mala o regular en todo lo demás” (excepto en los roles “empollonas”). Mi hija tiene el rol de “buena en lengua”,+”malucha en matemáticas” y aunque yo sé que ha tenido alguna dificultad con el tema de la resta, lo achaco a la diferencia de edad madurativa con sus compañeras (ella es del 17 de diciembre, por lo que hay casi un año de diferencia con las que nacieron en enero, y eso, a los 6 años, se nota). He leído en varias fuentes que el período crítico de maduración del pensamiento abstracto en las niñas está alrededor de los 7 años, y que lo un día no se puede abstraer, al día siguiente sí (de forma similar al control de esfínteres). Si tuvieran compañeros en el aula, las diferencias serían aún mayores (solamente diferenciar por sexos puede suavizar el efecto de la separación por edades que practica el sistema oficial).

Bueno, también achaco su “maluchez” al aburrimiento supino que tiene que ser escuchar la misma explicación una y otra vez, y si no lo entiendes, te la repito más alto. Creo que su profesora se esfuerza en probar otras formas de explicar cuando tiene tiempo, pero el sistema no le permite disponer de ese tiempo, y como las niñas van saliendo, mal que bien, pues eso, vamos “avanzando”.

Olimpiada matemática
Olimpiada matemática

En definitiva he pensado, ya que estoy haciendo mi investigación sobre las matemáticas Montessori aplicadas a la educación financiera, experimentar los métodos en mi propia casa, y buscar una o dos actividades diarias para aproximarnos a las matemáticas de otra forma, más visual, usando el tacto, el sabor, el sonido y el olor de las cosas, y sobre todo, para que mi hija entienda que ella no solo es “buena en lengua” (que lo es) sino que es buena en todo cuando dirige su aprendizaje, y no es un sujeto pasivo al que le van subiendo el tono de voz si tarda en entender una abstracción. Al final de la serie haré un post resumen, de momento he visto algunas actividades interesantes con el ábaco, con materiales caseros como pinzas de la ropa y perchas, con legos, geoplanos… Me queda pendiente explorar un poco la appstore también, y sacarle más partido al tablet.

Hoy, como introducción, vamos a reforzar la suma, primero con el método de las estampillas, y luego vamos a usar un tablero de puntos que tiene un objetivo directo de reforzar la suma de números con más de tres dígitos, y otro indirecto de introducir las ecuaciones simples de primer grado con una incógnita.

Tablero de puntos
Decanomio – tablero de puntos

He obtenido el tablero para imprimir y el manual de uso de Aula Mágica, del profesor de matemáticas chileno Iván Esteban Pérez, que comparte todo su material y conocimiento con licencia creative commons (¡Gracias!)

 

Los poderes del dinero (II)

¿Qué harías si el dinero no importara?

Alan Watts Ver vídeo “Si el dinero no importara”. En este vídeo Alan Watts nos recuerda que no merece la pena vender nuestro tiempo a cualquier precio, y que si nos dedicamos a lo que realmente nos gusta, tenemos probabilidades de hacernos expertos en ello y que nos dé de comer.

Llegados a este punto deberíamos repasar las 4 cosas que podemos hacer con el dinero. De forma rápida, ahorrar estableciendo objetivos, gastarlo distinguiendo necesidades de deseos, darlo permitiendo que circule la riqueza, e invertirlo haciendo que trabaje para nosotros.

Para empezar a unir los puntos, vamos primero a permitirnos que el dinero llegue a nuestras vidas. Recordemos el concepto de Cultura de Prosperidad. Tenemos que anotar en nuestro folio las respuestas a las siguientes preguntas, de forma espontánea, no más de dos minutos de tiempo:

– ¿En qué te GUSTA gastar el dinero?
– ¿Dónde y cómo ERES generoso?
– ¿Qué CONSIDERAS lujoso?
-¿Cuánto CREES que mereces ganar?

La noción de Objetivos de Gasto nos permite establecer prioridades en las formas de usar el dinero, guiando nuestras decisiones. Para establecer estos objetivos de gasto, debemos preguntarnos para qué necesitamos el dinero (básicamente, dividir entre cosas o experiencias), visualizando nuestra VIDA DESEADA.

La vida deseada no es fácil de visualizar, requiere una gran introspección y quitar mucho ruido ambiental. Es difícil obviar la educación consumista que hemos recibido. Vida deseada es aquello que recuerdas que querías ser de mayor, tu ideal o modelo que siempre has ambicionado, algo que te motive realmente desde el interior y no como imposición oculta del entorno.

Puede tratarse de tener la mejor imagen del mundo, ser campeón de fitness, formar una gran familia, tumbarte a la bartola en las Bahamas, ser juez o descubrir la vacuna del Sida. Merece la pena dedicarse un tiempo para pensar sobre esto.

científico
científico

Bueno, pues ahora viene lo mejor, porque lo que descubras que es tu vida deseada está directamente relacionado con tus talentos, como nos dice Alan Watts. Esos talentos que a menudo te han destacado las personas que te quieren (y que envidian los que no te quieren): eres bueno haciendo números, escuchando a los demás, eres tecnoadicto, te llevas bien con los niños, eres un deportista recalcitrante, o sacas mucho partido a tu imagen personal. Hay dos tipos de talentos, innatos o aprendidos, pero ambos se pueden desarrollar. Y los deberíamos explotar para que nos dirijan a nuestra vida deseada.

Para nuestro modelo de riqueza mental a pesar de la pobreza temporal, Steve Jobs, la única forma de hacer bien un trabajo es amando lo que haces, por lo que es una obligación si queremos ser excelentes, buscar aquello que amamos hacer. Muchos siglos antes, Confucio dijo: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida entera.”

Y ambos descubrimientos, la vida deseada y los talentos personales, tienen que ver con cómo te quieres sentir. Es decir, ya no estamos hablando de finanzas en el sentido de términos económicos como beneficios, impuestos, inversiones, bolsa… sino que el dinero es entonces

– UN RECURSO QUE PODEMOS USAR
– UNA HERRAMIENTA PARA LOGRAR NUESTROS FINES
– UNA ENERGÍA QUE DEBEMOS CANALIZAR
– UN ESTADO DE ÁNIMO / UNA EMOCIÓN
– EL MEDIO DE CONSEGUIR LO QUE QUIERES

El dinero es un vehículo
El dinero es un vehículo

Sí, sí, pero, ¿vaya lío, no? Menudo follón, hemos mezclado conceptos de todo tipo, ¿vamos a empezar ya a unir los puntos? Venga va, ¿por dónde empezamos?

Sugiero el siguiente menú (diario):

  1. Cultivar nuestra Cultura de Prosperidad
  2. Visualizar la vida deseada
  3. Identificar Talentos y Fortalezas
  4. Invertir en Formación y por supuesto en Educación Financiera

Cada cual extraerá su propia conclusión, pero me gustaría para finalizar que ahora, como hemos hecho al principio, nos preguntemos qué poderes tiene el dinero. Para mi, el dinero por sí mismo no tiene ningún poder, sino que somos las personas las que tenemos poderes y, si queremos, superpoderes.

Superhéroes
Superhéroes

 

 

Asignaturas del catapúm

Yo recuerdo cuando aprendí la palabra asignatura. Recuerdo el placer que me producía aprender estas palabras largas, exóticas, abstractas. También recuerdo cuando aprendí las palabras pretecnología y sustituto y mnemotecnia. Durante unos días las usaba constantemente.

Skoleskilt

Debe hacer más de treinta años que tomé conciencia de las asignaturas. No sé si fue en cuarto o en quinto de EGB cuando nos hicimos nuestro primer horario de clases, porque hasta entonces, el día iba pasando y aunque teníamos libros de diferentes áreas, yo al menos no era consciente del cambio de hora, sino que me parecía que íbamos haciendo actividades distintas durante un largo rato. Creo que nuestra última profesora que aplicaba esta especie de continuum fue aquella Maritó de tercero, gracias donde quiera que estés.

Bueno, el caso es que recuerdo haber aprendido esta palabra como una palabra difícil, sofisticada y que te hacía mayor, porque ya teníamos asignaturas. Lengua, naturales, sociales, matemáticas, inglés, se repartían por nuestro horario, que copié unas cien veces con variedad de colorines, haciendo las líneas con mi pequeña regla, decorando con flores de rotulador y tipografías (pero entonces yo no sabía esta otra palabra sofisticada y que te hacía aún mayor, así que las llamaba formas de letras). En todas las libretas me hacía una copia, y nos preguntábamos unos a otros qué asignatura vendría a continuación.

los del año catapum
los del año catapum

El caso es que hace más de treinta años de esto y ¡aún mi hija de siete años sigue teniendo las mismas asignaturas que tenía yo! He recordado mis horarios con floripondios cuando he visto los suyos, porque son iguales. ¿Cómo es posible? Es decir, está bien que los coches no vuelen y que no convivamos con robots antropoides como yo me imaginaba de pequeña, pero, que sigamos con el mismo plan de estudios me parece el colmo de la estafa. Y no por el tópico de que la vida ha cambiado, que es verdad, o que los contenidos han evolucionado, también verdad. ¿No nos hemos dado cuenta de que hay una serie de habilidades y recursos que los niños deberían adquirir en la escuela? Materias para mejorar la calidad de vida, preparar para el mundo real, quizá incluso en algunas situaciones pueden significar la supervivencia.

Por ejemplo:

– Defensa personal

– Nutrición

– Primeros auxilios

– Educación financiera (superobvio)

– Oratoria y retórica

– Meditación

En el método Montessori existen cinco grandes áreas de aprendizaje: Sensorial, Vida Práctica, Lenguaje, Matemáticas y Cultura General (o Cósmica); más que nada por tener los ambientes preparados y el material organizado en el aula, y luego dentro de cada área se van adaptando los contenidos al contexto del alumno. No digo que sea un sistema perfecto, porque precisamente una de las críticas que le podemos hacer es que no ha evolucionado en un siglo que ha cumplido, pero sigue siendo más actual que el sistema oficial, y tiene mucha más lógica porque no encajona los conocimientos en asignaturas, ni establece un orden o número de horas determinado a cada una.

¿Será verdad que tienen que venir a salvarnos desde el futuro?


Que no sea Kang por favor

Los poderes del dinero (I)

¿Qué es el dinero? ¿Qué poderes tiene?

Vamos a escribir en una hoja de papel los poderes que nosotros pensamos que tiene el dinero, y repasaremos esta lista al finalizar la exposición para ver en qué hemos cambiado nuestro parecer.

La cita del Dalai Lama “Lo que más me IMPRESIONA de los OCCIDENTALES es que, para ganar DINERO, pierden la SALUD, y luego GASTAN el dinero para recuperarla.” nos introduce en el tema, para plantearnos el fin último del dinero, y el sentido que tiene ganarlo por ganarlo.

NORWAY DALAI LAMA
NORWAY DALAI LAMA

Uno de los conceptos centrales de la Educación Financiera es el de la Cultura de Prosperidad, confrontado al de Cultura de Pobreza.  También se habla de riqueza y pobreza mental. Ambos términos se refieren al conjunto de conocimientos, creencias y actitudes que tenemos respecto al dinero, y se pueden explicar con las expresiones “ser rico” o “ser pobre” frente a “estar rico” o “estar pobre”. “Estar rico” es un estado temporal, en el que se tienen recursos económicos, personales o de cualquier tipo, y “ser rico” es un estado interno permanente, que determina la prosperidad. Igual para la pobreza.

De la combinación de los cuatro estados obtenemos los 4 tipos principales de relaciones con el dinero, que llamaremos: Arancha Sánchez Vicario, Steve Jobs, Warren Buffet y el GAP (Genuino y Anónimo Perroflauta).

El tipo GAP combina pobreza mental con pobreza temporal. Este tipo de personas culpa de su situación a los demás, no se esfuerza por cambiar y esperan a que alguien o algo venga a salvarles. A menudo se enorgullecen de ser pobres y les parece malo el ser rico. No aprovechan sus capacidades o talentos para mejorar y tienen una relación reactiva con el dinero.

El tipo Steve Jobs no tiene recursos, es decir, como el anterior, tiene una pobreza temporal, pero por su riqueza mental son personas felices y asumen la responsabilidad por sus acciones. Buscan solucionar sus problemas financieros, son persistentes y entusiastas y tienen una relación proactiva con el dinero.

El Warren Buffet dispone de los dos tipos de riqueza, la mental y la mundana, que disfrutan y comparten. Manejan apropiadamente sus recursos y generan más riqueza, personal y social.

perroflauta

Por último, el Sánchez Vicario combina la pobreza mental con la riqueza temporal. Es el perfil de los ganadores de lotería (en España el 80% acaba arruinado antes de los 8 años) y los grandes  deportistas (un estudio de marketwatch cifró en el 60% los jugadores de la NBA con grandes fortunas que acababan arruinados). No saben administrar los recursos, y temen perderlos. Actúan como si se les fuera a acabar el dinero (tacaños o avaros) o derrochando y descuidando su fortuna.

En definitiva debemos reconocer la gran verdad que subyace en la cita de Ayn Rand “El dinero es solo un vehículo. Te llevará donde quieras ir pero no te sustituirá como conductor”.

La técnica Pomodoro

La técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo creado por Francesco Cirillo en los años 80. Con una base sencilla (un cronómetro de cocina) y unas recomendaciones divertidas, en la actualidad lo usamos profesionales y equipos de trabajo de todo el mundo para mejorar nuestra productividad.

logo

Cirillo ha escrito un libro que vende en su web con la explicación profunda del método, junto con varios complementos como cursos, hojas de programación, e incluso vende los cronómetros. También están desarrollando una app para smartphones.

La unidad de trabajo de este método es el pomodoro, que es una vuelta de 25 minutos en el cronómetro. Se puede dividir en 5 pasos:

1. Elige una tarea de tu proyecto que quieres completar (para establecer las tareas y las prioridades existen hojas de programación y otras herramientas de project/time management como DoodleDO, Evernote o Remember the Milk)

2. Programa 25 minutos en el cronómetro.

3.  Trabaja en esa tarea hasta que suene la alarma, entonces marca la tarea como completada en el programa de la actividad.

4. Descansa un poco (unos 5 minutos)

5. Cada 4 pomodoros, toma un descanso más largo (una media hora)

En mi caso aplico una modalidad con 35 minutos por tarea, que es la Técnica del Huevo
En mi caso aplico una modalidad con 35 minutos por tarea, que es la Técnica del Huevo

Como todas las genialidades parte de una idea sencilla sobre la que alguien piensa de forma transversal. Este método es especialmente útil para la gente que se distrae o que procrastina(mos), y en algunos casos, como los TDAH, un salvavidas .Y no sirve solo para tareas profesionales, también es muy útil para tareas domésticas y yo lo uso con mis hijos, por ejemplo para recoger los juguetes o para establecer un límite a la hora de los deberes.

 

** Este post se ha escrito en una vuelta de Huevo, calculo que he ahorrado unos 20 minutos sobre su publicación sin usar esta técnica.