Las cuatro formas de usar el dinero

Independientemente de cómo se consiga el dinero, a la hora de emplearlo existen cuatro maneras que debemos explicar a los niños. Tradicionalmente se ha enseñado a los niños, en el mejor de los casos,  que deben ahorrar (¿quién no tenía una hucha de la caja de ahorros local en su infancia?). En realidad, se pueden hacer más cosas con el dinero, y es importante que los niños sean conscientes de cuáles son estas formas (y a los adultos tampoco nos viene mal, la verdad).

Una vez que tenemos dinero en nuestra mano, podemos hacer cuatro cosas con él:

  • 1. GASTARLO – Dentro de esta modalidad de empleo del dinero, habría que hacer hincapié en la planificación, el consumo y el consumismo, el manejo de efectivo y las tarjetas de crédito, los pagos aplazados, la comparativa entre productos y servicios, la diferencia entre necesidad y capricho, etc.
  • 2. DARLO – Relacionado con los valores de generosidad y la solidaridad, habría que insistir en la bondad de permitir que el dinero fluya, haciendo el bien a otras personas, empleándolo para causas con las que nos sintamos conectados.
  • 3. AHORRARLO – Desde la hucha cerdito hasta la previsión de necesidades futuras, la importancia de disponer de recursos con una finalidad.
  • 4. INVERTIRLO – Transmitirles la noción de que el dinero puede trabajar para nosotros, explicarles los conceptos de interés, plazo y rendimiento, preparándolos para administrar los recursos de forma eficiente en las distintas opciones de inversión existentes, iniciarlos en la mentalidad empresarial.

Un comentario sobre “Las cuatro formas de usar el dinero”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *