Archivo de la etiqueta: bancarrota

¿Qué narices es un coach financiero?

La mayoría de nosotros nunca ha recibido una educación financiera como tal, por supuesto no en el colegio, pero tampoco en el entorno familiar (¡nada de hablar de dinero en la mesa!). Casi todos hemos aprendido lo que sabemos a la vieja usanza, captando información de forma accidental y aprendiendo por ensayo y error (¡uf!).

Si tomamos por ejemplo la elección del plan de pensiones, normalmente dejaremos que elija por nosotros un empleado de banca o en el mejor de los casos, mirando la evolución de un fondo de pensiones y entrando en el que más rentabilidad haya obtenido hasta la fecha (pero ya sabemos el viejo proverbio chino, “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras“). Tomar las decisiones así es, como poco, inconsciente y puede acarrear dificultades serias en el futuro.

Vigila tus metas

Se supone que un coach financiero nos debe ayudar a detectar estos errores que hemos cometido y orientarnos para alcanzar nuestras metas en la vida (ahí la parte de coaching) a través de nuestra relación con el dinero y nuestra situación financiera. Por tanto, además de coach debe ser experto en finanzas, y en educación financiera que deberá transmitir a su cliente.

Que sea solamente (“solamente”) experto en finanzas y en formación tampoco lo haría completo ya que debe vigilar en todo momento la alineación de todos los elementos de la vida con las auténticas metas personales.  Para ello tiene que realizar el proceso de coaching, establecer el plan de acción y guiarte de forma personal.

Las áreas en las que nos pueden ayudar van desde estrategias de inversión a la eliminación de deudas, pasando por creación de negocio y gestión del patrimonio. Puede ser genial para procesos financieros desfavorables, como bancarrotas, endeudamiento excesivo o desahucios. Pero en circunstancias “normales” como hipotecar la vivienda, comprar un coche a crédito, o elegir el colegio o la universidad para los hijos, también puede ser un gran aliado.

En realidad, todo coach debería ser coach financiero, y mostrarnos el camino teniendo en cuenta el dinero en nuestra vida. No como piedra angular, ni como fin, sino como energía y medio para alcanzar nuestros objetivos. Es decir, la entrada más bien debería titularse: ¿Qué narices es un coach no financiero? ¿O no?