Estamos acercándonos vertiginosamente a final de año, a esa época de fiestas, de vacaciones, de reencuentros, de análisis y de propósitos… Pero también estamos llegando –de hecho, ya estamos casi cruzando la línea de meta- a una época donde abundan las compras, las tiendas se abarrotan de personas buscando el regalo perfecto, las prisas por dar en el clavo nublan la objetividad y el consumismo goza de cierto auge.

Ahora bien, en este culminante punto, llega el momento de pararse a decidir el regalo infantil más adecuado. Es importante optar por opciones que estimulen el aprendizaje y las habilidades cognitivas y emocionales, que diviertan, que duren en el tiempo, que fomenten valores y desarrollen la creatividad, y por supuesto, que no conlleven ni a la violencia ni a los estereotipos.

Las avalanchas de regalos, donde el objetivo es simplemente engrandecer la enorme lista de artículos escogidos al azar, termina fomentando que los regalos sean valorados por la cantidad y no por la calidad, además de conllevar al cada vez más común síndrome del niño hiperregalado, cuya base es la inconsciencia, el consumismo y el egoísmo.

Desde Cambiando ofrecemos una lista de diez ideas y recomendaciones para regalar en estas fechas navideñas, pero siendo válida también para cualquier día y época del año.

  1. Libros

Vivimos en una época digital en la que es imprescindible fomentar el gusto por la lectura. El papel que tiene en el desarrollo personal, cognitivo y emocional  de los niños es innegable e insustituible. Por ello, desde que son pequeños, es de vital importancia que encuentren en los libros un recurso atractivo y motivador.

Teniendo en cuenta que, por fortuna, hoy en día existe una infinita gama de propuestas de lectura y de cuentos afines a todos los gustos y edades, lo ideal es encontrar libros acorde a ello y fomentar su lectura para el disfrute.

  1. Cuadernos mandala

Los beneficios que tienen los mandalas desde el punto de vista pedagógico son diversos, pues entre otros aspectos fomentan la concentración, la atención, la motricidad fina, la paciencia, la creatividad y disminuyen el estrés diario. Existe muchísima variedad de estos cuadernos con diferentes temáticas y adaptados a diferentes edades.

En relación al ámbito de la pintura y los colores, también existen otros materiales atractivos como son los tradicionales libros de colorear o el actual y novedoso lettering (técnica de caligrafía y dibujo de letras) para los más mayores.

  1. Robótica

La robótica ha tomado un papel relevante en la sociedad y en el ámbito educativo, siendo utilizada como recurso didáctico en las aulas de los colegios.

La robótica, electrónica y programación desarrollan habilidades de matemáticas, tecnología y ciencias, y además fomentan la creatividad, el lenguaje científico, el pensamiento computacional, el emprendimiento, el aprendizaje a partir de errores y el trabajo en equipo.

Se pueden encontrar desde robots lego para ser construidos y programados, hasta robots interactivos para los más pequeños.

  1. Bloques construcción

Los hay de colores, inspirados en la filosofía Montessori, grandes, pequeños, de distintos materiales como madera o cartón…

Este material potencia la creatividad, la imaginación para crear y simular objetos y la independencia. A través de su manipulación y juego, los niños están poniendo en práctica aspectos como las habilidades motrices, la agilidad mental o la visión espacial.

  1. Juegos de mesa

Nos han acompañado toda la vida. Entre sus beneficios destaca el enseñar a respetar las normas, el desarrollo de habilidades sociales y de la memoria, la cooperación, la toma de decisiones, el pensamiento crítico, el aprender a tolerar la frustración…

En el mercado existen muchísimas propuestas pedagógicas sobre los juegos de mesa para todas las edades. Indagando un poco podemos encontrar desde Story Cubes, Black Stories, juegos de magia, de memoria o juegos de equipo al más puro estilo Party & Co, hasta rompecabezas, puzles o juegos de concentración como Dobble.

  1. Instrumentos musicales

Tocar un instrumento musical desarrolla la memoria, mejora la coordinación y la capacidad auditiva, fomenta la sensibilidad y la inteligencia emocional, y brinda la posibilidad de conocer otras formas de expresión.

Como opciones de instrumentos y juguetes instrumentales, para los más pequeños encontramos los tambores, bongos, castañuelas, pandereta, piano, xilófonos… y para los más mayores, instrumentos como el violín, guitarra, acordeón, ukelele, flauta o trompeta.

  1. Videojuegos pedagógicos

Es innegable que, en el mundo infantil, los videojuegos están presentes en el día a día de los niños.  Tienen un enfoque didáctico (gracias a su capacidad de motivar y entretener) muy funcional si encontramos la opción adecuada.

Como ejemplo encontramos Simcity (cuyo fin es crear y gestionar ciudades); Minecraft (donde usando el modo creativo se puede construir por bloques en un mundo virtual); Brain training (emplea la lógica y el cálculo mental), Just Dance (fomentando la actividad física, coordinación y concentración) o LittleBigPlanet (basados en los rompecabezas y la creatividad).

  1. Disfraces

Ya sea de profesiones, de animales, de personajes de televisión, de seres fantásticos… A través de ellos, los niños se sienten en otra piel, adoptan roles y empatizan con ellos, además de crear historias y escenas.

Su capacidad para desarrollar la imaginación, para trabajar la expresión corporal, la dramatización, el lenguaje, el autoconcepto o la comunicación es inmensa.

  1. Juegos de manualidades

Dependiendo de los gustos y/o habilidades, se pueden escoger juegos de manualidades que se adapten a la edad y preferencias: la plastilina y arcilla, siendo todo un clásico que sigue resultando una actividad de lo más entretenida; juegos para los más cocinillas, como los de repostería o los recetarios infantiles; juegos de ciencias para los más curiosos, o las hamas (piezas pequeñitas de colores que se colocan sobre un molde) pues con ellas se trabaja la motricidad fina, la concentración, la paciencia y la creatividad.

  1. Juego simbólico

Es el juego por excelencia de la infancia y la expresión del mundo interior y de las vivencias y pensamientos de los niños, fundamental para su desarrollo cognitivo y emocional. Empieza a partir de los 2 años aproximadamente, dependiendo del desarrollo del niño en concreto.

Regalar juguetes que lo potencien siempre es un acierto. Los hay para todas las personalidades, no existiendo diferencias de género. Es decir, no hay juego simbólico para niñas y juego simbólico para niños. Desde cajas registradoras, juegos de cocinitas o de jardinería, set de enfermería o veterinaria, pizarra de profesora, hasta muñecos de bebes o mascotas y micrófonos.

En definitiva, la clave es optar por elecciones que tengan un objetivo, evitar el consumismo sin fundamento y encontrar recursos que contribuyan al aprendizaje y desarrollo del niño.  Como dijo Charles Dudley Warner, la excelencia de un regalo reside en su conveniencia y no en su valor. Esa conveniencia, definida por la Real Academia Española, significa utilidad y provecho.

¡Nos leemos pronto y felices fiestas!