Rebeldes sin aula

¿Y si… Lo que estuviese mal en el sistema educativo fuera la obediencia en vez de la rebeldía?

¿Tienes una sospecha o te lavaste la cara con la gomina?

El deber de un maestro es enseñar la rebeldía. Pero los maestros rebeldes, como los alumnos rebeldes, las cocineras rebeldes y los conserjes rebeldes, son castigados y expulsados del sistema.

«¿Cuál es el deber de un maestro? Su deber es enseñar la rebeldía. El día en que la educación sea rebelde, nacerá una humanidad nueva, absolutamente nueva. ¿Cuál es el significado de la rebelión? Significa una revolución de valores…El hombre necesita nuevos valores…

Poner a cada uno en su sitio

La educación debe estar orientada hacia el futuro, no hacia el pasado…La educación es aquello que enseña la intrepidez…le da energía al rebelde, le da valor para aceptar el desafío de lo desconocido. La educación no debe enseñar los celos y la competencia, sino el amor; no debe fomentar el insano impulso de la ambición, sino el crecimiento natural y autoinspirado. Pero esto sólo puede suceder si aceptamos la singularidad de la individualidad de todos.

La comparación de uno con el otro es un error fundamental. La comparación crea competencia. Ni nadie está adelante ni nadie está detrás; nadie está abajo y nadie está arriba. Todo el mundo es lo que es…La enseñanza de los ideales no lo permite. A los niños se les dice que sean como Rama, que sean como Buda, que sean como Gandhi. ¿Qué puede ser más erróneo que esto?…

Muy humildemente quisiera pedirle que deje que todos sean lo que han nacido para ser. Una rosa es una rosa y un jazmín es un jazmín. Ni nadie es más alto ni nadie es más bajo. La rosa no puede ser un jazmín y el jazmín no puede ser una rosa. Esta valoración de grandes y pequeños, superiores e inferiores, es falsa y absurda…

Tantos años adaptándome a las cadenas y ahora quieres que las rompa? Enga hombre…

La vida es una cooperación y en ella todos tienen un lugar y todos son necesarios e inevitables…Es una absoluta tontería que a una rosa se le enseñe a convertirse en jazmín y que se provoque a una hoja de hierba para que se convierta en un loto. Lo que es significativo es que la flor de rosa florece en su plenitud y la hoja de la hierba florece en su plenitud, que sus pétalos no pueden permanecer sin desarrollar y su fragancia no puede permanecer sin soltar. No hay otra dicha en la vida, excepto que uno florece a su máximo potencial. Esa es la dirección correcta para el trabajo de la educación…

Todos los esfuerzos deben centrarse en un solo objetivo: que las personas puedan realizar el cumplimiento de su individualidad. Sólo entonces será posible estar libre de ambición y la fiebre de los celos. Sólo entonces se creará una sociedad que pueda alcanzar la igualdad y la paz…»

Osho, Revolution in Education

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *